Noticias Recientes

Dominicano condenado a dos cadenas perpetuas espera respuesta del Gobierno.

jueves, 16 de noviembre de 2017

El reo dominicano Pedro Reynoso, quien purga dos cadenas perpetuas desde hace 24 años en una cárcel de Pensilvania, sentenciado por dos asesinatos que alega no cometió y mantiene su inocencia, sigue a la espera de la respuesta del Gobierno dominicano en relación a su pedido de la intervención diplomática del país en su caso. Reynoso, quien ha apelado numerosas veces y está a la espera de la decisión de una corte para determinar si se anula la condena y se le procesa un nuevo juicio, envió una declaración a los medios, con la referida petición, pero todavía no ha sido tomado en cuenta. La misma carta de Reynoso, le fue entregada al canciller Miguel Vargas Maldonado, el 12 de julio de este año, durante una actividad que encabezó en la sede del consulado general en Nueva York y se le explicó brevemente sobre el caso.

Este reportero, también ha tratado de comunicarse en vano con el vicecanciller en el exterior, Carlos Gabriel García a través de su asistente Puro Fajardo, pero tampoco ha habido respuesta. Reynoso, también está a la espera de que una comisión consular lo visite en la prisión, para que el cónsul Carlos A. Castillo y el equipo legal, se orienten más ampliamente sobre el proceso y su situación. Él está confinado en la cárcel estatal situada en el suburbio de Graterford en Pensilvania y es el preso #DA-8025.

En otra correspondencia fechada 7 de noviembre dirigida al cónsul Castillo, Reynoso indaga sobre las diligencias respecto a su solicitud de la intervención diplomática del Gobierno.

“Mis familiares y yo hemos enviado a su oficina posiblemente más de una decena de cartas, más mi hijo, Juan Alexander Reynoso ha estado en su consulado por ciertas ocasiones, intentando obtener su atención y colaboración. Hasta el día de hoy, mis familiares y yo, continuamos en el limbo, pues ni siquiera a mí se me ha enviado una carta de alivio, ni mucho menos se me ha hecho una visita de cortesía de parte de mi consulado. Solo mi hijo ha dialogado personalmente con el Sr. Tamayo”, dice el recluso en la carta el cónsul Castillo.

Dijo que en sus cartas anteriores, explicó con detalles muchos de los eventos ocurridos en su caso, con los cuales la fiscalía obtuvo una falsa convicción. “La intención no es inquietar a su persona ni sus labores. Como ciudadanos que somos mi familia y yo creemos que merecemos una absoluta atención de parte de nuestro consulado, es lo único que pedimos”, sostiene la misiva del confinado. “Mi equipo de defensores y yo, estamos esperando por usted”, agrega Reynoso en la correspondencia.

Pide al consulado dejarle saber si necesita enviar otro tipo de comunicaciones o papeles para ser asistido por la sede consular.

“Quiero recordarle que este sistema de justicia es muy complejo, por tal, tiene tiempo de limitaciones para todo. No tenemos todo el tiempo para actuar, tenemos que seguir las reglas de las leyes”, concluye el preso, añadiendo que se le ponga “un poquito más de prioridad a su caso, “porque nosotros lo necesitamos”.